Energy balls y la crisis de los 30

Hola mi nombre en Monse y tengo 30 :)

Cada cumpleaños pienso que realmente no me siento tan cambiada como podría creer que lo estaría, es decir a los 15 creí que a los 18 no se sería diferente y a los 18 creí que en la veintena igual pasaría algo, claro que tienes más aprendizaje y experiencias pero realmente al menos en mi caso no me sentía muy diferente. Y bueno a los 30 tampoco esperaba nada espectacular y tal vez ni siquiera sea la edad (aunque sospecho que si es por lo que me cuentan mis amigas treintañeras) pero esta vez si me siento diferente, creo que me estoy enfrentando a mi misma y ¡Oh por dios! no es nada fácil, aceptar las situaciones, aceptar quien soy :)
Les cuento... no puedo decir que tengo una vida rutinaria, por el contrario, mi esposo y yo estamos medio locos, no somos de los que tenemos trabajos de oficina y esperamos las vacaciones, ni estamos pagando una casa, ni mucho menos teniendo muy claro que sigue en la vida, y creanme no es crítica para quienes llevan una vida así, por el contrario me empiezo a cuestionar ¿Debería? ¿Debería tener un trabajo estable, prestaciones de ley, sacar mi casita? ¿A donde va mi vida? Digo soñar es fácil pero, el límite de soñar y hacer realidad ¿hay límite? ¿y si lo que quiero no se cumple? Así amigos es como uno entra en crisis jajaja, preguntándose cosas y teniendo MIEDO. Como les decía mi esposo y yo somos más como espíritus libres, que nos gusta tomar vacaciones cuando queramos, tener nuestro propio tiempo, seguir nuestras pasiones, y todo eso que suena divertido ¡y lo es! pero que de repente me entra el miedo de ¿a donde vamos? ¿deberíamos tener una fuente de ingresos más segura, sacrificar algunas cosas? ¿porqué hay que sacrificarse? :(
Y todo empezó porque estaba muy cómoda en la escuela haciendo lo que amo, tenía Teshana (el restaurante en el que estaba asociada) y tenía algunos ahorros de los cursos que imparto. Y como tenía que pasar se me acabo el dinero y aunque encontré trabajo casi de inmediato la escuela es muy cara y tuve que dejarla y me dolió mucho, un trabajo de medio tiempo no es suficiente :( y como cereza del pastel tuve que dejar Teshana y de repente ahí estaba yo con todo esto, cuestionándome todo, y totalmente perdida. 

 Este es mi esposo jajaja, foto ilustrativa de quienes somos <3

Este es mi esposo jajaja, foto ilustrativa de quienes somos <3

Me enferme muy feo, empezó como gripe pero resulto ser una infección en las vías urinarias y otra en la garganta, estuve tirada 4 días, con dolor en el cuerpo y en todo. Me hice todos los remedios y menjurjes porque no quería estar enferma, pero simplemente nada funciono, tuve que ir al doctor y pues bueno ya fui mejorando (tan mal me sentía que fui a un evento de Diana Kennedy y ni foto me tome con ella y ni los tamales me acabe, y para que yo no me coma unos tamales, si estaba mal). Mi esposo sabía que mi enfermedad fue más emocional (yo también lo sabía pero me costaba aceptarlo) y me regalo una consulta con una buena amiga que hace técnicas digamos diferentes, la consulta fue reveladora y estoy aprendiendo mucho de mi, estoy haciendo las pases :) . Esto se parece muuucho a una ruptura amorosa (cuando a ti es a quien te dejan ¡ja!)  así que... paciencia.

Y para concluir, aún no estoy segura de que haré, estoy en búsqueda, sin embargo algo me queda claro y he aprendido que necesito valorarme y amarme (creo que todos lo necesitamos), valorar lo que hago, aprender a decir NO, y después de unas TED, la peli se Steve Jobs y otras tantas cosas concluyo en que debo seguir haciendo lo que amo, quitarme de la cabeza que las cosas son difíciles y hay que sacrificarse y trabajar durísimo por ellas. Estoy aprendiendo a FLUIR.

No quiero despertar bajo un puente y decir ¡Oh porque no me fui por la vía más segura! pero tampoco quiero despertar con la vida encima reprochándome ¿porqué no lo intente? ¿porqué no seguí mis sueños? Ambas son aterradoras jajaja, así que busco el equilibrio si es que eso existe.

Y bueno después de la confesión, les dejo la receta, esta también es de Jamie Oliver del libro Everyday Superfood, ya había probado muchas bolitas de este tipo, que siempre son a base de alguna nuez y dátiles, pero siempre los sabores son muy iguales, esta es especialmente rica por el toque de naranja y más ligera por el arroz inflado, espero les guste, les quite el hambre y les endulce el momento, ideales para traer en la bolsa.

energy balls jamie oliver

1 taza de semilla de calabaza cruda y pelada
1 taza de arroz o quinoa inflada
1/2 taza de almendras
12 dátiles (o 6 si son medjool que los recomiendo más por cremositos solo que no tenía)
1/2 cdta. de cúrcuma en polvo
1/2 cdta. de canela en polvo
1 cda. de cacao en polvo
1 cdta. de vainilla natural
1/2 cda. de miel de agave o de abeja
Pisca de sal de mar o del himalaya
1 naranja

energy balls jamie oliver
energy balls jamie oliver

Salen aprox. 24 bolitas, se recomienda comer un par como snack.
Muele la mitad de las semillas de calabaza en un procesador de alimentos y cuando sea un polvo ponlas en un plato. Ahora procesa la otra mitad de las semillas junto con el arroz inflado, las almendras y los dátiles (previamente picados), cuando esté todo picadito agrega la cúrcuma, cacao, canela y la pizca de sal, procesa. Añade la vainilla, miel y la mitad del jugo de la naranja, procesa y solo si es necesario agrega un poco más de jugo de naranja. Puedes detener el procesador de vez en cuando si la mezcla se pega en las paredes para que lo bajes con una palita y todo quede uniforme.

energy balls jamie oliver

Para formar las bolitas toma una porción con una cuchara y dales forma con tus manos húmedas, pásalas por el polvo de semilla de calabaza ¡y listo! 
Guárdalas en un recipiente hermético en un lugar fresco o refrigeradas y si no te las acabas antes duran aprox. un par de semanas. Que las disfrutes :)