Pan blanco de caja

Hacer pan es mi cosa favorita, comerlo mi segunda cosa favorita jaja, y un pan de caja es un básico, es una receta que ya me habían pedido, y aunque ya me sabía y tenía mas o menos dominio de una no era del todo la ideal o mi pan favorito ¿porqué? bueno, prefiero los panes con fermentación larga, no me encanta que huelan a levadura, prefiero mil veces que huelan a fermentado no a la levadura, pero antes de compartirles una receta tenía que asegurarme que no había sido pura suerte y que si funcionaba bien, así que después de algunos panes finalmente se las compartiré.

Comer sandwich es un típico lunch para la escuela, oficina, comida de estudiante, cena rápida, antojo, ¡uf! ¡benditos y versátiles sandwiches! y ustedes dirán "ay pero que flojera ponerte a hacer el pan cada que quiera un sandwich, se le quita la magia de la rapidez" la buena noticia es que este pan se congela y al sacarlo y calentar queda perfecto y delicioso, como recién hecho, se los prometo, así que si son fans de los sandwichitos bastara con que hagan todo este show tal vez una vez al mes y hagan unas 3 o 4 barras (depende sus necesidades) las rebanen y congelen, y ¡listo! ya lo tienen para cuando se necesite, rico, naturalito, hecho con sus manitas y sin mugrero comercial. Además otro plus de este pan es que cuando esta hecho con una fermentación larga esto quiere decir que necesita pocos bichitos (levadura) y más bien los ponemos a trabajar, dándoles su tiempo éstos digieren el trigo y así cae mucho mejor a nuestras panzas, ya les compartiré otro post respecto a esto, de como un pan es más digerible y nutritivo y que no necesariamente tiene que ser integral, pero es otra historia y será contada en otra ocasión, ahora pasemos a la receta.

white bread

Esta recetita se divide en dos días, ya que la fermentación inicia la noche previa a la horneada :)

Noche
Para el poolish necesitarás:
1/4 cdta. de levadura seca (yo use tradipan)
1 taza de harina blanca (yo uso sin blanquear orgánica)
1/2 cdta. de sal fina de mar o del himalaya
1/2 taza de leche tibia (yo use de almendras)

Día de la horneada
Todo el poolish

2 cdas. de mascabado o piloncillo rallado/molido
1/2 cdta. de sal
1 huevo orgánico o de rancho a temperatura ambiente
30 g de mantequilla o ghee
1 1/2 taza de harina blanca
 (yo uso sin blanquear orgánica)
1/4 cdta. de levadura seca
1/2 taza de leche tibia
(yo use de almendras)

Un poco de harina extra.

* Es importante usar tazas y cucharas medidoras, porque si usas las de casa no se puede tener una medida exacta y lo más seguro es que no quede bien . 

 

En la noche mezcla la harina con la sal en un bol, aparte disuelve bien la levadura en la leche tibia, integra todo por un par de minutos, forma una bola, no tiene que ser perfecta ya que la masa será pegajosa, tapa el bol y déjalo reposar toda la noche, este mejunje es tu poolish o prefermento, debe reposar de 8 a 12 horas.

Poolish después de la fermentación de 12 horas.

Poolish después de la fermentación de 12 horas.

Ya que tienes el poolish listo, es día de horneada, disuelve la levadura perfectamente en la leche tibia y revuelve todos los ingredientes con tus manos, yo prefiero hacerlo primero en un bol y después pasar a la mesa.
Ya que vayas a pasar a la mesa es posible que la masa no este muy manejable, espolvorea una o dos cucharadas más de harina, máximo 3 si agregamos mucha el pan puede perder suavidad, si de plano ya pusiste 2 cucharadas y amasaste pero sientes que esta muy aguadita, hazla bola, tápala y déjala reposar unos 5 minutos, después vuelve a amasar, esto le ayudará a tener más cuerpo. Amasa por unos 7 minutos y forma una bola, ponla en un bol limpio engrasado con un poco de aceite de oliva, tapa y deja reposar 1 hora y media.

En estas fotos de arriba, la primera es la medida de un cuarto de cucharadita de levadura, luego la mezcla de todo, el amasado y el antes y después de la fermentación de una hora y media.

Una vez que haya pasado la primer fermentación es hora de darle forma, ten listo un molde para pan con papel para hornear o engrasado y enharinado. 
Para dar forma pon un poco de harina en la mesa y vacía ahí tu masa, lo que harás sera ir doblando y presionando, la idea es compactar así como se ve en la foto doblas y presionas, luego le das vuelta y haces lo mismo, forma un rollito.

Pon el rollito en el molde y pon una tela encima, dejarás reposar el último fermento, nuevamente 1 hora y media,  en la foto de aquí abajo muestro en antes y después de este tiempo ¡si que crecio!
Precalienta el horno a 180º C cuando falten unos 30 minutos para que se termine este reposo.

En ninguno de los fermentos es necesario poner cerca de la estufa, o en un lugar tibio, (solo si  en tu ciudad estas a menos de 20º en ese caso si puedes ponerlo cerca de la estufa), lo único que debes hacer es proteger de corrientes de aire,  pero nada de temperaturas extras, no queremos acelerar la fermentación ni que se nos pase.

Pasado el reposo puedes pincelar con leche o huevo (importante que este a temperatura ambiente o puede desinflar tu pan).

Hornea de 30 a 40 minutos. Cada horno y panadero tiene sus mañas, esto es lo que yo hago: a los 30 minutos lo giro ya que mi horno no calienta parejo, así el dorado es más uniforme, lo dejo 5 minutos así, hago una prueba con un palillo largo y si sale limpio desmoldo el pan y lo vuelvo a meter desnudo para que dore por todos lados por otros 5-7 minutos. Todo depende como sea de preciso tu horno y el acabado que busques en tu pan :)

Cuando este listo deja enfriar en rejilla, pero en serio déjalo enfriar, resiste la tentación porque si cortas un pan caliente la miga se pega y queda fea, vale la pena dejarlo enfriar por completo.  

Ya que este frío ahora si puedes cortarlo en rebanadas con un cuchillo para pan (de sierra) y si no te comerás en ese día guardalo congelado en una ziploc.

Espero la receta les sea muy útil, parece mucho trabajo pero les prometo que se van a divertir y el resultado les encantará, disfruten su pancito.

Si buscan una receta de pan integral pueden ir acá.