Conchas con mantequilla y amigas

No se si a todo el mundo le pasa pero cuando quiero juntarme con mis amig@s es toda una odisea, que si yo puedo tal día, que mejor no se cual otro, que solo en la tarde, yo mejor en la mañana, bla bla... pues bueno, esta vez se alinearon los planetas y nos juntamos las que nos gusta hacer pan (porque tenemos más amigos pero solo les gusta comerlo jajaja). Aquí les presento a Chantal y Sabrina, ambas ya hacen delicioso pan y ya nos habíamos compartido creaciones y obviamente nos hemos visto muchas veces para echar chal pero es la primera vez que nos juntamos a hornear y la verdad fue más chal que horneada jajaja, de las cosas más divertidas que he hecho últimamente, así que seguro se repite. Y sin más pasemos a la receta, decidimos hacer conchas porque bueno, son muy ricas, estas son de las rápidas, personalmente me gusta más el pan artesanal con fermentaciones muuuy lentas, pero cuando uno platica y esta con amigas quiere pan con café y lo quiere rápido, jajaja, quedaron ricas de cualquier manera, son fáciles de hacer y por ahí hicimos unas variaciones forzosas porque no teníamos mantequilla suficiente, les dejo los detalles en la receta.

Conchas (36 of 38).jpg

Para las conchas:
500g de harina sin blanquear
4 huevos de preferencia orgánicos
2/3 de taza de azúcar mascabada
1/2 cdta. de sal
10g de levadura
120g de mantequilla sin sal (o ghee) a temperatura ambiente
1/3 de taza de agua tibia

Para la cubierta:
1/2 taza de azúcar mascabada (molida en la licuadora hasta que quede polvo)
1/2 taza de harina
90g de mantequilla (o ghee) 
a temperatura ambiente
* Si las quieres de chocolate agrega 2 cdas. de cacao en polvo

Para las conchas primero disuelve la levadura en el agua tibia, ya que este disuelta agrega un poco de la harina de los ingredientes y un poco de azúcar, mezcla bien, reserva. Aparte en un bol grande ve mezclando todo lo demás, añade la mezcla de levadura y comienza integrar, cuando este todo perfectamente incorporado espolvorea harina en una mesa o superficie plana para amasar, si es necesario agrega más harina, pero no mucha para que no quede dura la masa, solo para que sea manejable, amasa por unos diez minutos.

Cuando tu masa este lista para reposar, engrasa un bol con aceite de oliva y ponla ahí, tápala con plástico, una tela o una gorra de baño. Déjala reposar  40 minutos en un lugar tibio, sin corrientes de aire.

Mientras reposa, puedes hacer la cubierta, cuando licúes tu azúcar mascabada (que es nuestro sustituto de azúcar glass) asegúrate de que la licuadora este bien seca, y mide la media taza cuando ya este hecha polvo. La cubierta es muy fácil, simplemente pasa la azúcar y la harina por un cernidor para que se mezclen bien, integra todo con tus manos, forma una bola y cúbrela con plástico, refrigera mientras no la utilices para que no se derrita.

Precalienta el horno a 180º.
Pasa la masa a la mesa y cortala, salen aprox. 10 conchas, ya depende del tamaño que te gusten, forma las bolas y ponlas en una charola engrasada o con papel para hornear, aplastalas para dal más forma, tapa con un trapo y dejaremos reposar 30 minutos más. Tiempo perfecto para platicar, tomarte un café o te, leer un libro, o siendo sincera... para ir limpiando el mugrero.

Pasado el reposo, vamos a decorar las conchas, saca tu cubierta del refri y hay dos opciones, la primera que es la que usamos es extenderla como galleta con un palote y cortar con cortador circular, la otra es formar bolitas y aplastarlas en tortillera con film plástico, (también puede hacerse esto mismo con palote). Ahora si pon la cubierta a tus conchas aplastando ligeramente y da la figura que quieras con cuchillo o cortador de pizza.

Hornea por 20 minutos aproximadamente, checa que estén doraditas, deja enfriar antes de comerlas, ¡listo! disfruta estas delicias.

A continuación unas variantes, como se nos acabo la mantequilla para la cubierta usamos lo que teníamos a la mano y resulto muy interesante, hicimos algunas rellenas de queso crema, otras de queso crema con mermelada, y otras cuantas con chispas de chocolate, todas aunque no se ven muy bonitas sabían muuuy bien, ¡puedes hacer las combinaciones que quieras!

Júntense con sus amig@s a hacer cualquier actividad, es casi como terapia, divertido y enriquecedor :)

Teníamos más invitados rondando por ahí...