Quequitos de San Valentín

Se acerca el 14 de febrero y preparar algo rico para alguien especial es un ritual muy recomendado. Esta vez quise hacer un video por ser una ocasión especial, mi esposito me ayudo a la realización, y eso es lo lindo poder compartir momentos con quién sea tu persona especial, todo vale, desde ir a comprar verduras y limpiar la casa hasta una cena súper romántica o un bonche de regalos, no se crean a veces también me pongo exigente pero trato de disfrutar las pequeñas cosas. Así que chiquillos les dejo esta receta de San Valentín (adelantada para que la hagan con tiempo), espero se la pasen muy lindo y disfruten en compañía o solitos, el punto es celebrar el amor, y por supuesto que el propio también cuenta.

Para los quequitos.
1 1/2 taza de harina de trigo entero
1/2 taza de azúcar de piloncillo
1/4 de taza de cacao en polvo
1 cdta. de bicarbonato de sodio
1 pizca de sal del himalaya (o de mar)
2 cdas. de aceite de coco
3 plátanos maduros
1/2 taza de puré de manzana
1/4 taza de leche de almendras
1 cdta. de vainilla

Para el betún.
2 aguacates medianos en su punto
1/2 taza + 3 cdas. de cacao
1/2 taza. de jarabe de maple (o al gusto)
1/2 cdta. de vainilla natural

Fresas para decorar


Precalienta el horno a 180º C.
Mezcla tus ingredientes secos en un bol. Aparte aplasta los plátanos con un tenedor hasta formar un puré, agrega ahí la leche, puré de manzana, aceite de coco derretido, y la vainilla.
Combina lentamente los ingredientes húmedos con los secos hasta que estén perfectamente integrados.
Pon los capacillos en un molde para 12 quequitos y reparte la mezcla. Hornea de 20 a 25 minutos y haz la prueba del palillo.
Mientras se hornean pon todos los ingredientes del betún en un procesador hasta que tenga consistencia de crema.
Deja enfriar los quequitos, una vez fríos decora con betún y fresas.

NOTA: aunque el betún es muy rico los aguacates se oxidan facilmente y su sabor cambia, te recomiendo comerlos el mismo día y si los guardaras para otro día mejor no les pongas betún, como quiera ya son ricos por si solos :)
 

Y aprovechando la vuelta para grabar el video y comprar ingredientes para la receta también nos llevamos fruta para la semana, ¡las sandías están deliciosas!