Hablando de comer carne en un blog vegetariano

En estos días entre navidad, viaje, compritas y andar en pijama no había escrito nada y cocinado nada para el blog, pero en este viaje del que les contaré de todo y de estos días de no hacer mucho me surgió una idea, una "epifanía" casi casi, de esas veces que te hace cosquillas la cabeza.

Y es que lo que les contaré no es algo que pareciera venir al caso en este blog, se trata de: comer carne, así es chiquill@s, yo solía ser una carnívora por que eso me enseñaron, me encanta el sabor y simplemente no tenía el más mínimo remordimiento al respecto, y mucho menos sabía lo que pasa en el cuerpo cuando se come carne. Les cuento, mi papá viene de una niñez muy pobre, el cuenta que comían frijoles casi a diario, así que para cuando creció, formo su familia y tuvo una mejor economía siempre fuimos de comer abundantemente y claro esta, carne casi a diario, de hecho vender carne fue el negocio de la familia por algunos años, y tan así era mi padre que si nos invitaban a una reunión familiar llevábamos nuestra propia porción de carne guisadita para completar el platillo, esos eramos hace unos años.

Y ya hablando solo de mi, lo que más me gusta son los tacos, prácticamente 3 días de la semana en mi época universitaria cenaba tacos. Y ¿para que les cuento todo esto? pues porque yo se que la mayoría de las personas comen de todo, solo un porcentaje muy reducido de la población es vegetariana, uno más pequeño de veganos y aún más pequeño de crudiveganos, y no me mal interpreten, yo admiro y respeto a los vegetarianos (veganos, etc.), y tampoco creo que comer carne sea necesario, se que una dieta a base de plantas bien hecha es más que suficiente y mucho mejor para la salud, y también se que la carne ahora tiene hormonas y antibióticos y que los animales sufren, etc. pero, ¿cuantas personas que comen carne están dispuestas a dejarla para siempre? yo creo que son pocas, y la verdad ser vegetariano si no estas bien convencido, y te andas tambaleando es como ir a la secundaria, entras en un lugar donde puede que encuentres aliados que te ayuden pero también hay quienes son muy agresivos y pueden juzgarte duramente, casi te hacen sentir como la peor persona del mundo por comer carne,  y entiendo para ellos que aman tanto a los animales es como no se, que alguien se comiera a mi gato que tanto amo, pues si me dan nauseas de solo pensarlo. 
Pero, aunque hay gente admirable que deja la carne para siempre, incluso de un día para otro, que esto pase a gran escala tal vez nos lleve algo de tiempo, yo por ejemplo, amante de los tacos, duré el año pasado unos 6 meses sin comer carne, ahora lo hago de vez en cuando, y con esto quiero decir una o dos veces al mes y fuera de casa,  para mi casa nunca compro carne y hace ya un par de años que no cocino con nada de carne, entonces creo (viéndolo desde mi experiencia) que si todos bajáramos el consumo se tendría un impacto más grande y realista a que todos nos volvamos vegetarianos, y es que como muchos caí en la juzgadera, y no es nada sano ni para el que juzga ni para el juzgado, solo nos aleja y crea resistencia en vez de comprensión y/o compasión, y pues nada, eso, eso es lo que ahora creo, si puedo ayudar a que gente como yo que era carnívora de día a día se convierta en carnívoro ocasional (claro si desean ser veggies para siempre pues mejor), estoy para compartir recetas que te hagan extrañar lo menos posible, para aprender a amar a los animalitos, para cuidar nuestro cuerpo y para no te juzgues y decidas lo que decidas lo hagas sin culpa pero con consciencia.

Así que con estas confesiones abro mi corazón a ustedes y espero este blog les sea útil, hagamos un cambio del tamaño que cada quién pueda, al ritmo que les diga su intuición y siempre tratando de mejorar nuestras vidas y las de los demás, como ya saben aquí encontrarán recetas vegetarianas, nutritivas, naturales, caseras, disfrutables y que de alguna manera ayudarán a cambiar el mundo poco a poco, nunca subestimen el poder que tenemos en cada cosa que hacemos, todo impacta :)